¿De dónde es tu startup?

General

Por Trinidad García, International Growth Manager

Una preocupación muy común de las startups en etapas tempranas de desarrollo tiene relación con su capacidad de internacionalización; ¿cómo puedo, desde la incepción del negocio, pensar en términos globales? ¿Dónde debo invertir recursos y tiempo para asegurar que en el mediano plazo podré estar en más de un mercado? 

La respuesta a esta pregunta, en términos muy simplistas, se relaciona con el potencial de escalabilidad del producto o solución, del modelo de negocio y de sus operaciones. Para esto ya existen varios expertos que han desarrollado herramientas que ayudan a los emprendedores a crear negocios altamente escalables, como por ejemplo, el Blitzscaling.

Pero, ¿qué más entra en juego al momento de sopesar el potencial de globalización de una startup? Un estudio de Endeavor Review sobre el Fenómeno de Migración de Emprendimiento a México añade un nuevo ingrediente a la ecuación. De acuerdo al informe, las empresas con un equipo mixto (local y extranjero) y aquellas con un equipo totalmente extranjero tienden a tener más empleados, escalan más rápido y han atraído tres veces más capital al país azteca que aquellas con sólo fundadores locales. 

Esto también indica que, por lo general, estos cofundadores internacionales registran haber trabajado y/o estudiado en el extranjero y acumulan más años de experiencia, lo que los lleva a manejar una red global mayor y de gran valor.

Por tanto, la diversidad vuelve a aparecer como factor determinante en el escenario de la innovación: así como tener a una mujer en el equipo fundador podría incidir favorablemente en la tasa de sobrevivencia de tu startup, según datos de la Encuesta Anual de Start-Up Chile 2020,  tener un sincretismo cultural podría ayudarte a construir la scale-up multinacional que tanto imaginaste.