¿BAILAMOS?: La importancia de la alegoría de elefantes y gacelas en el Corporate Venturing

General

Por Javiera Araneda, Corporate Network Manager

La figura de los elefantes y las gacelas ha sido muy usada en el mundo de la innovación para reflejar grandes empresas y emprendedores. Los primeros: monumentales y fuertes; los segundos: ágiles y ligeros. Al imaginarse a estos dos actores del ecosistema es fácil ver las similitudes de cada animal, ¿o no? Podemos ver a gigantes corporativas con trayectoria, recursos y solidez moviéndose lento pero seguro, mientras a su lado saltan cada vez más gacelas: livianas y rápidas, pero frágiles.

El Corporate Venturing, o colaboración entre grandes empresas y startups, ha sido retratado como un baile entre estos dos animales. La alegoría es sorprendentemente acertada, ¿se imaginan a un elefante tratando de bailar con una gacela? El elefante fácilmente podría aplastar a la gacela, y la gacela fácilmente podría dejar al elefante atrás. Si bien en el reino animal estos dos seres no son reconocidos por colaborar entre sí, en el mundo del emprendimiento y la innovación es cada vez más común. Pero, si son tan distintos, ¿por qué tratan de bailar juntos entonces? La respuesta es fácil: porque se necesitan.

Los emprendedores necesitan a las empresas por sus recursos y experiencia, acceso a mercado, capital, y redes. Por su parte, estas firmas requieren a los emprendedores para refrescar su cultura corporativa, descubrir nuevas tecnologías, explorar innovadores productos y mercados, y crear mayor valor para sus clientes.

El atractivo de la colaboración entre estos animales es cada vez más visible, pero no se da tanto como nos gustaría. Somos varios los actores del ecosistema que tratamos de hacer el papel de instructores de baile, buscando acercar a estas dos figuras tan diferentes pero tan complementarias, para que puedan crear y capturar más valor. Consultoras de innovación, aceleradoras, asociaciones e instituciones públicas se ponen el sombrero de profesor de danza y salen a fomentar de distintas maneras esta vinculación.

Empresas y startups: con el apoyo de este coreógrafos es cada vez más cercano y tangible el potencial de esta colaboración, así que los invito a que se busquen mutuamente y se hagan el uno al otro la siguiente pregunta: “¿bailamos?”.