Software y triple impacto: claves para vivir mejor

General

Por ComparaSoftware
Muchas personas creen que el software es una especie de alma que da vida a los esqueletos de todo tipo de máquinas y dispositivos; un alma que solo pocas personas saben manipular a través de fríos cálculos y códigos indescifrables para la gran mayoría.

Sin embargo, el software está presente en muchas de nuestras actividades de la vida cotidiana. Se trata no solo de una gran herramienta para facilitarnos nuestras tareas sino también para mejorarnos como sociedad. Quizás, la dimensión más desconocida del software sea su capacidad de transformación radical y su utilidad para emprendimientos de triple
impacto.

En los negocios de triple impacto, el eje de la estrategia ya no pasa sólo
por la búsqueda de rentabilidad, sino por un desarrollo donde el rédito se
genere sin comprometer los recursos existentes.

Es un modelo basado en tres conceptos: valor económico; mirada social e impacto ambiental. Es allí donde el software puede tener un rol fundamental. Por esta razón, son cada vez más los emprendedores que se apoyan en el software para desarrollar proyectos que protejan el ambiente y el bienestar de los trabajadores, usuarios y consumidores. ¿Conocemos algunos de ellos?

Software para vivir mejor

Uno de los ejes donde más está avanzando el software y que nos impacta de forma diaria es en nuestras ciudades. La ciudades se vuelven inteligentes gracias a la gran cantidad de datos que se recolectan y al potente procesamiento que se logra con los mismos. “Hoy en día, la tecnología es la base de todos los emprendimientos en el mundo que están revolucionando mercados“, asegura Daniel Merege, CEO de CityTech, una empresa que se dedica al desarrollo de tecnologías para construir ciudades inteligentes y cognitivas.

Como señala Daniel, el software permite las conexiones y la inteligencia
necesaria (y eficiente) para solucionar problemas de las más distintas
naturalezas. Por ejemplo, CityTech utiliza un software para entender
problemas urbanos y ayudar a los gobiernos a tomar decisiones más
efectivas, ya sea en transporte, en participación ciudadana o en planeamiento territorial, lo que incide directamente en la vida de los
ciudadanos.

Daniel también destaca que en Brasil y en Chile, como así también en otros países latinoamericanos, hay casos muy interesantes de tecnologías basadas en software que benefician a las zonas rurales, donde están haciendo la agricultura más productiva al mismo tiempo que reducen de forma significativa el impacto ambiental.


Pero, ¿cómo se vive desde adentro un emprendimiento de triple impacto? Daniel lo define como “aquel que ya nace teniendo en cuenta una misión de sostenibilidad”. En definitiva, es todo proyecto que tiene en cuenta los cambios de orden social, económico y ambiental, y que se ofrece al mercado como una solución que busca impactar de manera positiva en los tres ejes mencionados.


Si bien todas las organizaciones surgen con la idea de cambiar algo para mejor en al menos uno de los tres ejes, si no tiene la idea de triple impacto al comienzo de su vida como business, puede crear nuevos impactos negativos en los otros ejes“, reconoce Daniel.

Para Carlos Guillermo Costa, CEO & Co-Founder de OTTAA Project , un Sistema Aumentativo Alternativo de Comunicación para personas con discapacidad en el habla; se trata de un modo totalmente diferente de
emprender.

Dicho de otro modo, triple impacto es sinónimo de responsabilidad: “Ser conciente y responsable de la gente que está a tu cargo, de lo que estás ofreciendo, de tus usuarios…“. Sin dudas que esto requiere esfuerzo y pensar el negocio desde un nuevo enfoque. ¿La otra cara de la moneda según el CEO de OTTAA?: “La satisfacción de saber que estás mejorando significativamente no solo la calidad de vida de las personas con discapacidad sino también la de su entorno, y de este modo facilitar la integración social y laboral“.

Carlos Guillermo también hace hincapié en desterrar prejuicios: existen negocios muy rentables en diversas áreas que no suelen estar cubiertas por el mercado, como es el caso de las personas con discapacidad. Según Carlos Guillermo, lo esencial para poder llevar a cabo un modelo de triple impacto en estos sectores “es trasladar el costo a otros agentes, como por ejemplo las obras sociales, para que no pese sobre la persona. Hay que encontrar la forma”.

Consejos para emprendedores de triple impacto

Desde OTTA, recomiendan inscribirse al Programa Huella y apoyarse en instituciones como Start-Up Chile y su comunidad, que ya saben cómo maximizar el triple impacto a través de distintas metodologías y herramientas. La experiencia con Huella, para OTTAA, fue un “un antes y un después”. Sobre todo, porque “permiten ahorrar tiempo y dinero, que son las principales carencias de los emprendedores“.

Para los desarrolladores de software en particular, Daniel les sugiere revisar si el proyecto de tecnología para el cual trabajan produce algún impacto negativo en los ejes del triple impacto. Si es así, sería oportuno pensar cómo pueden adaptar el proyecto o la tecnología para que se anule o disminuya ese impacto.

Por último, aconseja a los usuarios controlar si las tecnologías que utilizan
producen impactos negativos para la sostenibilidad de la sociedad: “La
demanda por soluciones sostenibles desde el punto de vista de triple
impacto puede ser clave para producir los incentivos correctos para que
los emprendedores y desarrolladores de software cambien sus
perspectivas acerca de sus soluciones y pasen a adoptar los ejes del triple
impacto
“.


Como pudimos ver, el software puede canalizar el triple impacto y avanzar
hacia la tan ansiada sostenibilidad, ¿no les parece?