Celeste North, fundadora de Nuflick y su evento en Viña: “Los jóvenes necesitan un empujón que los haga perder el miedo”

Blog

Celeste North viene desde México. Más específicamente, del sur de ése país, en la frontera con Guatemala. Nació y creció en el Estado de Tabasco junto a sus padres y 3 hermanos, y todos de una u otra manera han emprendido en la vida. Sin ir más lejos, su hermana menor fundó un restaurante en una playa mexicana, que partió como un pequeño puesto de tacos. Celeste es la única de ellos que ha emprendido en tecnología. Con 30 años, hace un año y medio fundó su primera compañía, Nuflick, una plataforma de video on demand que permite a sus usuarios acceder a cientos de películas y documentales de cine independiente y cine arte latinoamericano.

El cine ha sido parte de la vida de Celeste. Luego de haber estudiado esta disciplina en la universidad y realizar algunos trabajos y proyectos, se dio cuenta de la falta de espacio para la distribución del cine independiente a través de plataformas digitales y es así como junto al grupo perfecto de personas -según sus palabras- creó Nuflick y se hizo parte de la solución al problema recurrente de los realizadores latinoamericanos. Gracias a su trabajo constante logró financiamiento e inversiones que le dieron la oportunidad de dedicarse a este proyecto a tiempo completo.

Celeste está consciente de que hoy es fundamental, para la vida del emprendedor, poder dar la mano de vuelta y convertirse en un agente de cambio para la sociedad donde se está inmerso. Ella tendrá la oportunidad de reunirse con un grupo de jóvenes del Instituto Profesional Duoc UC, en Viña del Mar, y para ella esta es una oportunidad muy especial puesto que “Los jóvenes que están la universidad se encuentran en el punto preciso para decidir qué es lo que quieren hacer con el resto de sus vidas”, y agrega “Ojalá alguien me hubiera dicho a mí, cuando era estudiante, sobre las posibilidades que se abren con el uso de la tecnología, – sobre todo cuando uno no elige una carrera tradicional- y sobre como generar proyectos productivos no solo desde el punto de vista económico, sino que generan valor para las personas que lo utilizan”.

Su principal motor para dar estas charlas es poder compartir y motivar a otros jóvenes a seguir sus sueños, darles ese empuje que los haga perder  miedo a emprender, a no tener dinero, a no tener un trabajo más estable. Ayudarlos a no tenerle miedo a lo que la gente diga, porque si se quiere se puede. Ella lo hizo y “ vale totalmente la pena”, comenta. Tiene claro que le gustaría replicar estas charlas en otros lugares, olvidándose así de los problemas de la centralización que se dan en México y Chile, recorriendo de norte a sur y contándole a todos los jóvenes que se pueda que ellos son los que necesitan información y ayuda y sobre todo los recursos disponibles de iniciativas como Start-Up Chile.

Sabe que tiene que tiene mucho camino por recorrer y que el camino al éxito es largo; pero tiene más claro que; “Amo mi trabajo y lo que hago día a día, es mi motivación para levantarme en las mañana, y esa pasión que le pongo a Nuflick, es la misma pasión que otros jóvenes pueden ponerle a sus propios proyectos” .